Seguidores

martes, 18 de junio de 2013

Spinning o pesca ligera: La lubina.

Dentro del spinning o pesca liger desde costa, la lubina, también conocida en Asturias como “robalo”,  “robaliza” o “furagaña”, es una especie muy codiciada  por todos los pescadores, ya sea por el juego que ofrece a la hora de capturarla como por la buena reputación que otorga en cualquier mesa.





La pesca con pez ligero desde costa es una de las más fáciles de practicar y una de las que más alegrías reporta. Por ello, me centrare en este tema pensando en los que recién se inician o en aquellos que quieren probarla pero aun no se han decidido a hacerlo.

Lubina capturada con Vinilo artesano J.R.

Pues bien, a partir de mi experiencia personal os daré algunos consejos y explicare que, a mi juicio, pueden resultar útiles para evitar que nuestro día de pesca se convierta en un acto desesperado. Ahora bien, aun que ya me gustaría, no os puedo garantizar los resultados de la pesca en sí mismos, porque en esta práctica, ya se sabe, lo único seguro es que nada lo es y el factor suerte tiene un papel fundamental.


Lo primero es contar con un material de pesca adecuado, lo que no quiere decir que tenga que ser el más caro. Como orientación os contare lo que yo utilizo.


 
 
El carrete es muy importante ya que va a estar sometido a una gran tensión de tiro, por lo que no vale cualquiera. Yo uso uno de 7 rodamientos con bobina cónica muy ligero con un radio de acción 5.1:1, con capacidad de línea de 220m, 0.30mm de diámetro y sedal elástico con bajo nivel de memoria, alto contenido en teflón, poliamida, etc. ¡No escatiméis en gastos! Un sedal de estas características os permitirá alargar la vida de la caña y la puntera, evitar la pérdida del aparejo por tirones fuertes y se os escapen muchas de las mayores “robalizas”.


La caña es fundamental, así que procurad asesoraros bien, pues existe una gran variedad de tipos. Yo me he decantado por una de estilo italiano 3.60 m, con una acción de 3 lbr, de carbono trenzado de 2 tramos. Os recomiendo que sea de carbono, ya que tendreis que soportar su peso con una mano mientras recogeis sedal y muchas veces la posicion de pesca no es la idonea para la espalda. Por otro lado, a la hora de levantar la piezas en u sitio comprometido con fuertes tirones del pez, las cañas de fibra de vidrio sufren mucho y pueden llegar a romperse.


 
 
Segun varios expertos, a mi caña le sobran 60 cm de largo. Sin embargo yo digo que son necesarios porque si pescamos en sitio un tanto elevado debemos bajar la puntera para que el artificial navegue mejor.



En cuanto al cebo, si bien los vinilos son unos de los mas utilizados, su empleo es complejo, ya que la colada se debe hacer siguiendo unas determinadas especificaciones y su navegacion exige mayores cuidados. La eleccion del pez no debe hacerse a la ligera: hay que observar que especies existen en la zona asi como otras que se puedan encontrar en temporada. No debemos olvidar que los señuelos artificiales son imitaciones de los peces reales, y la lubina es muy selectiva en su menu.
Lo que siempre llevo en mi bolsa y resultn eficaces en casi todas las ocasiones son las imitaciones de: saridna, caballa, mujol, lanzon, jurel y el blanco de cabeza roja, que simula a un pez herido. El tamaño ideal es de unos 10 a 20 cm y deve ser flotante y navegar como maximo a una profundidad de entre 1,5 y 2 m, por lo que el sitio que elijamos deve tener al menos 3 metros de profundidad como minimo. Como he dicho estos cebos funcionan casi siempre, aun que hay que tener en cuenta que no todas las zonas son iguales, por lo que si no os va bien es cuestion de ir probando hasta dar con el adecuado.



El montage del pez artificial es muy simple: un nudo "rapala" que se engancha directamente a la linea para evitar roturas indebidas.
 
La pesca se puede realizar desde cualquier punto: escolleras, puertos, zonas rocosas e incluso desde playas, pero las zonas puntuales de las rompientes, tales como recovecos y entrantes, son los lugares preferidos de la lubina. Nunca olvides la seguridad: sobre todo si pescais desde alturas, acantilados, etc., coged una buena postura para lanzar y observad el lugar a fin de evitar cualquier obstaculo, especialmente por detras vuestro, con lo que la caña, el pez o vosotros mismos podais tropezar. Si os caeis en una rompiente o de una zona elevada correreis el riesgo de dificultades para
 salir y contarlo.
 
Tanto si sois principiantes como si sois expertos, os aconsejo nunca ir solos, en especial si se trata de sitios peligrosos. Si lo haceis acompañados no solo lo pasareis mejor y tendreis un testigo de vuestras capturas, cosa muy importante hoy en dia, sino que ireis mas seguros.
 



A continuacion os dejo unos pequeños trucos que yo utilizo desde hace años y no me van nada mal:
*.- Ir al sitio en el que teneis pensado ir a pescar durante la bajamar para fijaros desde donde y por donde vais a lanzar. Esto, que parece una tonteria, os aumentara el tiempo de pesca: no enganchareis tanto y ahorrareis señuelos -!Que no son precisamente baratos!-.
*.- Algunos señuelos que llevan 3 poteras (anzulo triple), navegan mas "desenfadadamente" si se les quita la que esta mas cerca de los ojos, y ademas os provocara menos enganches con la linea.
*.- Las cuchrillas y el "chivo" dan buen resultado, pero acordaos de que no flotan y en zonas rocosas se enganchan constantemente.
*.- Normalmente la forma correcta de recuperar el señuelo es la recogida paralela a la orilla y en el sentido de las olas.
Espero que, con estas indicaciones, mas de uno le saque partido a su nuevo equipo, o use con mejores resultados el que ya tenia.
La medida minima que debe tener la lubina es de 36 cm., asi que respetad los tallajes por que el mar es de todos y....
!Buena pesca!.
Daniel Alburquerque Frade.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.